cerrar
pausa_01
Debido a las consecuencias del cambio climático cada vez el mercado del transporte eléctrico despierta el interés de mayor número de personas y presenta un mayor dinamismo.

La calidad del aire que respiramos se afecta por las emisiones de los vehículos que conducimos. La movilidad eléctrica es una forma de transporte limpio que beneficia al planeta y nos permite ahorrar.

Colombia ocupa el puesto 40 en las emisiones de CO2 en el mundo y, según el Inventario Nacional de Emisiones de Efecto Invernadero, presentado por el Ideam y el PNUD, las emisiones en el país subieron un 15% en 20 años. Gran parte de esa contaminación es causada por el transporte. El parque automotor de Colombia llega a 12,5 millones de vehículos, según el Runt, y se calcula que un vehículo emite alrededor de 2,3 kilogramos de CO2 por litro de gasolina.

En ese contexto, el uso de transportes que empleen energías limpias, más que una moda de jóvenes alternativos, es un fenómeno que se extiende en busca de eficiencia y de reducción del consumo por medio de innovaciones tecnológicas y cambios de hábitos.

Irrupción del eléctrico
Los vehículos eléctricos son movidos por una fuente de energía alternativa a los combustibles fósiles. Aunque suene sorprendente, en el siglo XIX los eléctricos eran bastante más comunes que los que funcionaban con gasolina, pero en el siglo XX el uso de estos se extendió por la fabricación de motores de dicho combustible, y solo ante las alertas de calentamiento global se volvió a considerar seriamente el uso de vehículos impulsados por otras energías. En el siglo XXI ha vuelto con fuerza la producción de automotores con sistemas no contaminantes en Europa, Asia y Estados Unidos, para ofrecer una opción de movilidad.

Una proyección de la Unión Europea dice que la mitad de los vehículos en el mundo en el año 2030 van a ser eléctricos.

En muchos países la tracción eléctrica manda la parada en el transporte masivo gracias a los incentivos que recibe esta tecnología en disminución de impuestos, ayudas para adquirir tecnologías limpias, no restricciones a la circulación y sitios de parqueo y carga gratis, como se comentó en el Seminario de Movilidad Eléctrica Grupo Energía de Bogotá.

Grandes marcas como Nissan, Mitsubishi, Renault, KIA, BMW, entre otras, han realizado inversiones importantes en el desarrollo de la tecnología eléctrica en el transporte.

Razones de todo tipo

  • No emana sustancias contaminantes a la atmósfera. Es amigable con el medioambiente.
  • Tiene un bajo nivel de ruido. Al moverse emite menos de 20 decibeles.
  • Al usar un vehículo eléctrico se dejan de emitir cuatro toneladas de CO2 al an?o.
  • Para su recarga se hace uso de una infraestructura eléctrica nacional robusta proveniente en un gran porcentaje de fuentes hídricas (75%).
  • Los vehículos están exentos de pico y placa.

Tipos de carga

  • Interna: el proveedor de energía instala en un sitio de propiedad de la persona que tiene un vehículo eléctrico el sistema para recargar, que puede ser a 110 o a 220 voltios. Este tipo de retanqueo tarda entre seis y ocho horas para llegar al 85% de la capacidad de la batería.
  • Pública: se presta en estaciones ubicadas en diferentes puntos de la ciudad. Algunos prestadores permiten asociar la recarga a la cuenta de electricidad del domicilio del usuario. Este tipo de recarga puede ser rápida, semirrápida o lenta.

Los carros eléctricos en Colombia

En el país la movilidad sostenible también tiene historia. Desde los tranvías de finales del siglo XIX, pasando por el metro y los cables de Medellín, hasta el tranvía actual, existe experiencia con vehículos que se mueven con energías alternativas.

Empresas Públicas de Medellín en 2009 evaluó su participación en la movilidad eléctrica y en 2012 implementó un piloto de 10 vehículos eléctricos y 12 motos. Por su parte, Codensa inició en 2013 un plan piloto de implementación de taxis eléctricos, entre la Alcaldía de Bogotá y el sector privado, que aprobó una ota de 50 taxis durante 10 años.

De manera paralela, varias marcas de vehículos han ingresado al país sus modelos eléctricos, algunas de la mano de las dos compañías de servicios públicos y otras de forma independiente.

La masificación de esta tecnología limpia depende de varios factores: que el Gobierno implemente incentivos como lo hacen muchos países desarrollados, que bajen  los precios de los vehículos y que aumenten las estaciones de recarga.

Según andemos, asociación colombiana de vehículos automotores, en colombia se vendieron 421 vehículos eléctricos entre 2011 y septiembre de 2016.

Hoy, Codensa tiene varios puntos de recarga y la primera electrolinera del país ubicada en Unicentro Bogotá. Por su parte, EPM tiene dos estaciones movilidad limpia del país la vida es bella de carga (una cerca de Plaza Mayor y otra del aeropuerto José María Córdova en Rionegro) y proyecta para 2017 poner en funcionamiento tres estaciones de carga rápida, 30 puntos de recarga lenta en parques, centros comerciales, universidades y hospitales, 80 puntos de recarga de Renault Twizy y 30 puntos de recarga interna para clientes que pidan esta opción.

Protagonistas del mercado
Renault Sofasa comercializa vehículos eléctricos desde agosto de 2014, con las primeras otas de Kangoo ZE y Twizy. En total se han comercializado más de 50 Kangoo y ma?s de 250 Twizy desde entonces. El perfil del comprador del Twizy es el de una persona con mentalidad innovadora, que adquiere nuevas tecnologías y que está preocupada por el medioambiente”. Juan Pablo García, gerente Ventas Corporativas Renault Sofasa.

“Esta es una propuesta de movilidad completamente diferente y apenas estamos abriendo el mercado. Su público es muy puntual, un Twizy rara vez es el primer o único carro de quien lo compra. Este mercado crecerá a medida que la conciencia ambiental, los incentivos del gobierno, la exoneración de aranceles y demás políticas ayuden para un crecimiento más acelerado”. Mauricio Cárdenas, gerente de Agenciauto, concesionario Renault.

El auge de las bicicletas eléctricas

A la par de los vehículos de cuatro ruedas viene la revolución en dos llantas con las bicicletas y motos eléctricas. A los fabricantes especializados se han sumado grandes compañías ensambladoras de motos, como Auteco y AKT, que han integrado a su portafolio estos dos vehículos para competir en el segmento de los eléctricos y pelear por una tajada de un mercado creciente y que tiene grandes perspectivas.

Ventajas de usar la bicicleta eléctrica

    El mercado de las bicicletas eléctricas en el mundo crece al 7%; en Colombia, al 72%.

  • “Dentro de las crecientes complicaciones en movilidad de las ciudades, la movilidad eléctrica tiene ventajas ambientales, sociales y económicas. En Colombia son todavía temas relativamente nuevos, hay poca oferta y poca infraestructura para su implementación. Existen varios perfiles de usuarios de bicicletas eléctricas, desde los que ven en la bici eléctrica su primer vehículo propio hasta los que la quieren como un complemento a carros o motos que ya poseen. El futuro tiene buenas perspectivas”. Nicolás Suárez C., cofundador Tempo Bikes.
  • “Al comienzo nos compraban bicicletas personas que tenían un chip cultural diferente y ahora está llegando gente que quiere otro tipo de movilidad por el caos que existe en las vías. Hemos vendido alrededor de 1.400 bicicletas en cuatro años y 40% de las ventas se hacen a mujeres, que son muy sensibles y tienen el mensaje muy claro”.Juan Felipe Ocampo, gerente comercial Andantte. Bicicletas eléctricas
Etiquetas : BicicletaEnergía eléctricaMovilidadPausaTendenciasTransporte eléctrico
Cadena

El autor Cadena

Escribe un comentario